GENERACIÓN DISTRIBUIDA

Generación distribuida. Entró en vigencia el primer beneficio promocional

El gobierno nacional otorgará hasta $1.000.000 en concepto de crédito fiscal a usuarios que generen electricidad a partir de fuentes de energías renovables y estén adheridos al Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energías Renovables (Ley Nº 27.424, publicada a finales del año 2017) Generación distribuida. pros y contras de un mercado en crecimiento.

 

El pasado viernes 12 de julio, mediante la disposición 83/2019, la Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética aprobó el “Procedimiento para la Obtención del Certificado de Crédito Fiscal” reglamentando así la implementación del primer beneficio promocional bajo este esquema.

 

El Certificado de Crédito Fiscal (CCF) se otorgará a usuarios generadores que instalen nuevos equipos de generación distribuida. Este podrá ser utilizado para cancelar obligaciones impositivas nacionales tales como el impuesto al valor agregado, el impuesto a las ganancias, impuesto a la ganancia mínima presunta o impuestos internos, ayudando a mejorar la ecuación financiera de los prosumidores (usuario consumidor-generador).

 

Un prosumidor podrá recibir como máximo un Certificado de Crédito Fiscal, por punto de suministro, identificado con el correspondiente Número de Identificación de Suministro (NIS). El beneficio aplica para sistemas de generación distribuida hasta 2 MW de potencia, y consiste en un Certificado de Crédito Fiscal de $15 por cada watt instalado ($15.000/ kW instalado), hasta un máximo de $1.000.000 por instalación. Será aplicable para las solicitudes de reserva de cupo aprobadas con anterioridad al 31 de diciembre de 2020.

 

Esta medida es bienvenida, ya que en la actualidad existen en funcionamiento dentro del Área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires (AMBA) solamente 2 (dos) usuarios generadores, conectados, localizados en el área de concesión de la distribuidora EDENOR. Esto es entendible si se explica con un ejemplo la ecuación financiera de la generación distribuida solar fotovoltaica actual.

 

Una instalación fotovoltaica de 1,5kW, adecuada para una casa familiar, genera anualmente en el AMBA 2.000 kWh, por lo que para un usuario T1R5 (con un consumo mensual entre 451 y 500 kWh) representa un valor anual de $ 5.500 (el valor reconocido al prosumidor es el precio estacional-Generación distribuida. pros y contras de un mercado en crecimiento.), en tanto que la instalación fotovoltaica llave en mano tiene un costo aproximado de U$S 4.000 ($ 171.000).

 

Si bien es de esperar que suban los costos de la energía y baje el precio de los paneles, todavía estamos lejos de un equilibrio que justifique la inversión. El repago supera la vida útil del panel (20 años). Es necesario entonces acercarle al potencial prosumidor un esquema financiero que lo incentive a desembolsar los costos necesarios para la instalación de energía renovable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *